Un artículo de Biner para OVALmedia

Original en alemán

Traducción: FP

Cuando personas son arrancadas de la vida y mueren repentinamente, es un shock para los familiares. También es una conmoción para la sociedad cuando se trata de personajes públicos. ¿Aumentan los casos en los últimos años? Últimamente parece que cada vez muere más gente de forma repentina e inesperada. Algunos culpan de ello a las medidas Covid o a la vacunación, como en esta página [multitud de casos, en alemán]

Cuando personalidades conocidas que han criticado tenazmente las políticas del Covid mueren inesperadamente, surgen sospechas de que no se trata de una coincidencia. No quiero especular aquí; por supuesto, en todo momento muere gente de forma inesperada. Me gustaría mencionar aquí algunas de ellas: Además de los alemanes Oppermann y Ohoven, se hablará de jefes de Estado africanos y del Presidente de Haití.

Thomas Oppermann

Thomas Oppermann

En otoño de 2020, la canciller [Merkel] debate las medidas Covid con los primeros ministros [de los Bundesländer o regiones, N.d.T.]. Se habla de “acuerdos de trastienda”, incluso desde las filas de la coalición gobernante. En este contexto, el político del SPD y vicepresidente del Bundestag, Oppermann, afirma: “Aunque las crisis son tema del Ejecutivo, el Gobierno no puede ni debe pasar ahora por encima del Parlamento” (Berliner Zeitung, 19.10.2020).

Según Oppermann, uno de los principios más importantes de nuestra democracia es que las intervenciones esenciales en los derechos fundamentales deben ser decididas por el Parlamento. “El hecho de que el debate entre los primeros ministros y la canciller se celebrara a puerta cerrada la semana pasada no contribuyó a la aceptación de las medidas adoptadas”.

Por ello, Oppermann pide que el Bundestag celebre un debate general sobre las medidas Covid en la próxima semana de sesiones.

Fallece inesperadamente el 25 de octubre de 2020; se desconoce la causa de la muerte.

Mario Ohoven: Cartas incendiarias a la canciller

Mario Ohoven / UNESCO Gala 2012

En mayo de 2020, el veterano presidente de la Asociación Alemana de la Pequeña y Mediana Empresa (BVMW) escribió una carta abierta a la canciller en la que se pronunciaba en contra de los confinamientos. A partir de agosto de 2020, en la página web de la BVMW se podía leer: “¡No a un segundo confinamiento!”, seguida de una segunda carta incendiaria a la canciller que decía: “¡Por favor, descarte un segundo confinamiento de forma vinculante para que la confianza estable pueda volver a afianzarse en el sector de las PYME!”

El 29 de octubre de 2020, BVMW publicó la declaración de Ohoven, cuyos extractos se citan aquí (citado de Hermann Ploppa, marcado en negrita por mí).

“En su declaración gubernamental, la Canciller fue incapaz de ofrecer una justificación para el (…) segundo confinamiento que fuera satisfactoria para las PYME. Como resultado (…) miles de PYME se ven amenazadas por la ruina económica. (…) Pero las medidas adoptadas se refieren nada menos que a la existencia económica de grupos profesionales enteros, de millones de autónomos y de sus familias. Por lo tanto, no sólo es legítimo, sino francamente necesario preguntarse si las medidas son también proporcionadas en sentido jurídico y, por lo tanto, conformes a nuestra Constitución. Como asociación, iniciaremos dicha revisión en interés de las pequeñas y medianas empresas. El resultado final podría ser un recurso ante el Tribunal Constitucional Federal“.

Ohoven muere en un accidente de coche el 31 de octubre de 2020.

África: Muerte repentina de presidentes críticos

En África, varios presidentes y políticos críticos la versión oficial del Covid han muerto repentinamente. El más conocido es John Magufuli, expresidente de Tanzania. Hizo las pruebas a una cabra y una papaya, que dieron positivo en coronavirus, cuestionando así la validez de las pruebas PCR de forma mediática.

El rechazo de África a la vacunación sería “un peligro para todo el mundo”.

[La revista] Focus escribe en mayo de 2021: “La campaña de vacunación Covax avanza lentamente en África. Tres países [Tanzania, Burundi y Eritrea] podrían convertirse en verdaderos escollos. El rechazo a las vacunas es una amenaza para todo el mundo”.

John Magufuli (Tanzania)

John Magufuli

El presidente de Tanzania, un químico doctorado, se enfrentó a la industria farmacéutica y see sospecha que no notificó todos los [supuestos] casos de coronavirus de su país. Se opone a las medidas y aconseja a su pueblo rezar contra el virus o inhalar vapor de hierbas. Considera que la vacunación es peligrosa y no está suficientemente probada, escribe la BBC. En junio de 2020, Magufuli declara el país libre de COVID. La OMS recomienda entonces urgentemente una campaña de vacunación en Tanzania, que Magufuli rechaza.

En febrero de 2021, Estados Unidos emite una advertencia de viaje contra Tanzania a causa del coronavirus. Una vez más, la OMS insta al país a tomar medidas. Estas no se toman [oficialmente]; Magufuli se limita a anunciar que los ciudadanos deben llevar mascarillas.

Magufuli muere repentinamente el 17 de marzo de 2021, de coronavirus según la oposición, de complicaciones cardíacas según la BBC y de veneno según Nigerian Voice. Su sucesora, Samia Suluhu Hassan, es partidaria de la vacunación y lanza la campaña de vacunación en julio de 2021.

Pierre Nkurunziza (Burundi)

Pierre Nkurunziza

Al igual que Magufuli, Pierre Nkurunziza, presidente de Burundi, no ve con buenos ojos las medidas y expulsa del país a representantes de la OMS. El 8 de junio de 2020, el hombre de 55 años fallece inesperadamente de una afección cardíaca, según se anuncia oficialmente.

El [periódico] taz sospecha de una muerte por covid: “La laxitud en el tratamiento del virus le costó aparentemente la vida [a Nkurunziza]”. Tras su muerte, “se apretaron las riendas”, con pruebas masivas. En octubre de 2021, más tarde que en otros países africanos, comenzará también allí la campaña de vacunación.

Ambrose Dlamini (Eswatini)

Ambrose Dlamini

En Eswatini (antigua Suazilandia), sólo se aplicaban las normas mínimas. El Primer Ministro Ambrose Dlamini también quería poner la economía más bajo control nacional.

El 13 de diciembre de 2020, Dlamini, de 52 años, muere inesperadamente de covid, según los informes oficiales. También mueren otros tres ministros. Unos meses más tarde, en marzo de 2021, comienza la campaña de vacunación en Eswatini.

Zimbabue, Sudáfrica, Malaui

Apolut enumera otros políticos y personalidades africanas. Casi todos criticaban las medidas del Covid y murieron repentinamente: seis ministros en Zimbabue, 12 ministros en Sudáfrica y cuatro personas de alto nivel en Malawi sólo el 12 de enero de 2021.

Andry Rajoelina (Madagascar)

Sin embargo, un presidente crítico se libró de la muerte y la enfermedad: Andry Rajoelina, presidente de Madagascar. Allí, en abril de 2020, el Instituto Malgache de Investigación Aplicada (IMRA) desarrolló un té de plantas autóctonas a partir de la artemisia annua. Se sabe que la artemisia ayuda contra la malaria y las enfermedades víricas.

Por cierto: En 2015 se concedió el Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento de la avermectina (su derivado: la ivermectina) y la artemisinina como antipalúdicos eficaces.

¿Ofrece la OMS sobornos para envenenar el medicamento Covid?

Sin embargo, la OMS advierte a Madagascar de que debe “desconfiar de la información errónea sobre la eficacia de ciertos remedios” y critica la falta de ensayos clínicos exhaustivos. Se rumorea que la OMS sobornó al país para que retirara el medicamento. Within Nigeria cita el titular de „Tanzania Perspective“: “La OMS ofreció un soborno de 20 millones de dólares para envenenar el medicamento Covid-19”. El propio Rajoelina habría hecho pública esta información, escribe apolut.

Un año después, en mayo de 2021, la campaña de vacunación comenzará también en Madagascar.

Haití: Vacuna rechazada

A principios de julio de 2021, Haití fue uno de los últimos países en no vacunar. El Presidente de Haití, Jovenel Moïse, rechaza las medidas, las pruebas y especialmente la vacunación (report24.news).

Jovenel Moïse

El 5 de julio de 2021, New Humanitarian escribe que 130.000 dosis de AstraZeneca esperan en vano ser entregadas a Haití, al igual que las 756.000 dosis que Haití ya había rechazado en mayo. El país justifica su decisión por temor a efectos secundarios como coágulos de sangre.

El 7 de julio de 2021, el Presidente Moïse es asesinado en sus aposentos privados.

Tres semanas después, comienza la campaña de vacunación en Haití.

Fuentes (selección, en alemán)

¿Está justificada la reticencia de África a la vacunación Covid? por Paul Soldan en apolut.net

Misteriosas muertes por Covid-19 de políticos en África por Kornelia Kirchweger en Wochenblick

África: Fallece el tercer presidente crítico anticovid en report24.news

¿Por qué la OMS impide el uso de la artemisia? por el Dr. Heinz Lüscher, en vitalstoffmedizin.ch

Noticia relacionada:

Millones de muertos “repentinamente” por fallas cardíacas

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?